Estudiar sin orgullo

 

El pasado jueves,día 30 de octubre, se inauguraba solemnemente el curso de todas las universidades eclesiásticas de Roma. Tras la misa solemne en la catedral de San Pedro, presidida por un cardenal, se hacía presente el Papa para dar un saludo y dirigir un discurso a los estudiantes que estábamos allí presente. Se cumplió la escritura que dice: “los últimos serán los primeros” y efectivamente allí estábamos, en la primera línea de asientos de los sacerdotes, unos compañeros y yo mismo. Éramos los últimos y nos colocaron de los primeros. Pues desde tan buen puesto pude celebrar la Eucaristía y pude, también escuchar las palabras que el Papa nos dirigía.

El papa habló, citando a san Pablo, de la necesidad de distinguir entre la “sabiduría de las palabras” de la “sabiduría de la Cruz”. Es curioso que a veces queramos ser “sabios” para tener más poder. Esta sabiduría del orgullo, de la soberbia del conocimiento, esta sabiduría que prescinde de Dios es para Pablo “necedad”. La verdadera sabiduría, la que nos hace realmente sabios es la “sabiduría de la Cruz”, que no es otra cosa que “tener el pensamiento de Cristo”.

El Papa insistió: “Esta contraposición entre las dos sabidurías no se identifica con la diferencia entre la teología, por una parte, y la filosofía y las ciencias, por otra. Se trata en realidad de dos posturas fundamentales. La “sabiduría de este mundo” es un modo de vivir y de ver las cosas prescindiendo de Dios y siguiendo las opiniones dominantes, según los criterios del éxito y del poder. La “sabiduría divina” consiste en seguir la mente de Cristo, es Cristo quien nos abre los ojos del corazón para seguir el camino de la verdad y del amor”. 

Yo, que os puedo asegurar que he estudiado mucho, quiero “aprender” esta sabiduría. Uno puede venir a Roma pensando que va a saber más y por lo tanto que va a “ser más”. Si yo soy así soy un necio. Dios se oculta a los “sabios” y se revela a los “sencillos”. Esto no quiere decir que no haya que estudiar. El estudio y el conocimiento son necesarios. Es el veneno del orgullo lo que se critica. No es por tanto el conocimiento en sí lo que puede hacer daño, sino la presunción, el “vanagloriarse” de adónde se ha llegado -o se presume haber llegado- a saber. De todo eso me puede librar, te puede librar, Cristo.

 

El Papa terminó hablando como la Iglesia presenta a Cristo como la verdadera Sabiduría. Como recogen las imágenes en las que se ve a María presentando a Jesús-Sabiduría. Jesús sentado sobre su Madre. María asiento de la Sabiduría. María sedes Sapientiae. Cuando el Papa dijo estas palabras se me vino a la mente la imagen de la Virgen que preside el patio de Bachillerato del Colegio Diocesano San Atón. María trono de la sabiduría.

Un antiguo alumno de 4º ESO (ahora en 1º de bachillerato) me pedía que escribiese algo para ellos. Simplemente a vosotros, a los que estáis en 1º de bachillerato (también a los de 2º) deciros que os estáis preparando para llegar a la Universidad, para estudiar más. Además de la preparación intelectual que os da el Colegio lo único específico que puede daros es al mismo Cristo. Por eso pusimos esa imagen de María sedes Sapientiae, para que en vuetros recreos, cuando estéis agobiados, nerviosos, asustados… podáis ir allí y rezarle a María, pidiéndole que os dé a Cristo, para que apretando en el estudio, exigiendoos a vosotros mismos lo máximo os empeñéis en el trabajo intelectual (también en la Universidad) y, libres de la tentación del orgullo, estéis gozosos y alegres porque tenéis al Señor.

Aquí os dejo el discurso completo del Papa en pdf

discurso-papa

Ahora a estudiar… pero sin orgullo. Os prometo que yo, ahora como estudiante, también tengo que hacer ese esfuerzo.

Anuncios

8 pensamientos en “Estudiar sin orgullo”

  1. Donfer, veo que todo por allí genial, ahora eres un estudiando más, como nosotros. Me alegro de que te acuerdes de tus antiguos alumnos, que te echan de menos. Suerte en tus estudios. Espero verte por aquí pronto. Un beso enorme

  2. Fíjate que no me ha costado encontrarte entre tantas sábanas blancas. Oye, ¿para cuando algún vídeo? (es un reto, ya sabes). Ah, ´¿cuántos sacerdotes había allí reunidos? Miles de abrazos. Unidos en la oración.

  3. Buenas don ricardo:
    Oye que el blog ya tiene vídeo, el de los percebes jeje. Sacerdotes estábamos muchos pero te aseguro que faltaban muchísimos más y muchos que no estaban concelebrando y que asistían a la misa en la basílica. Supongo que lo del vídeo es uno en que salga yo con el Papa. Tomo nota. Un abrazo fuerte. Unidos en la oración.

  4. Ciao Firmino: Ascolta, como mi ha piaciuto questo blog che ho trovato subito nella Internet. Con questa picola colaborazione posiamo fare che questo blog sia veramente internazionale.
    Coraggio.

    Jose Luis

  5. Ciao Giuseppe Luigi; Come va? Non so come hai trovato questo blog ma sei benvenutto. Tu sai che poi ritornare per qui tante volte come voglie.

    Presto.

    Firmino

  6. Buenaas! Que tal llevas todoo? Nosotros de examenes por aqui y tal pero bueno como siempre con “muchas” ganas.
    Que sepas que has colaborado en el periodico con este articulo =)
    1 abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s