iConfess (Yo confieso): Confesionario virtual

Leía una noticia en La Vanguardia cuyo título me llamó la atención “Confesionario virtual” http://www.lavanguardia.es/opinion/20110216/54115217166/confesionario-virtual.html

El artículo explica como Apple ha presentado para su ipodtouch/iphone/ipad una aplicación llamada “Confessions” que recorriendo los Diez Mandamientos te ayuda a hacer un examen de conciencia de tus pecados, emite un veredicto y te invita a hacer un acto de contrición y trasladar el veredicto a un sacerdote para recibir la absolución. Como muy bien critica en su artículo Alfredo Abián “los avances tecnológicos empiezan a saturar el poco sentido común que nos queda”. Y es que una cosa es que uno se ayude de un artilugio como este para hacer un examen de conciencia y otra cosa es creer que la confesión es un ejercicio matemático resuelto por una aplicación como si de un logaritmo se tratase. Decidí ver la aplicación por mi mismo y me fui hasta el app store de iTunes y ¡oh sorpresa! resulta que no había solo una aplicación con este título sino varias. Ciertamente solo una correspondía con la descripción del artículo que para Europa se llama iConfess y su subtítulo explica que es una guía para la confesión. Cuesta 1,59 €.

No era la única aplicación con ese nombre, estaban además: Confess, iConfess, Confessions(audio), iSinConfess y Confessor. Mi sorpresa fue mayor al comprobar que estas últimas eran gratuítas y que no estaban en la categoría “religión” sino en la categoría “entretenimiento” y “estilo de vida”. Al abrirlas pude comprender la razón.

Estas aplicaciones funcionan como una red social… para contar tus pecados. Sí, para publicar tus pecados, tus trastadas, las cosas negativas que uno ha hecho… de tal manera que otros las pueden leer… a cambio de que tu puedas leer los pecados de otros. Incluso en alguna de ellas existe la opción de perdonar a alguien lo que ha hecho y de que alguien te perdone. Además Confessions (audio) permite grabar tus confesiones y distribuirlas para el que quiera escucharlas… y tu escuchar las de otras personas. Toda una ricura.

Sí ya la primera aplicación deja la sensación de ser una “payasada virtual” estas últimas me parecen que rebajan la dignidad del ser humano al subsuelo y que dejan los programas telebasura, esos que se dedican a airear los trapos sucios de los famosos y los no tan famosos, a muy larga distancia. ¿Qué tipo de persona se puede entretener leyendo las miserias de otros? ¿Quién disfruta aireando sus fallos y debilidades?  Seguramente vertemos en la maquinita todo aquello que no somos capaces de hablar abiertamente, de reflexionar y de meditar. Como si al vomitar todas nuestras debilidades y conocer las de los demás eso nos hiciese mejores.

El sacramento de la Confesión, de los que estas aplicaciones toman el nombre, es una cosa totalmente distinta. No se trata de lavar los trapos sucios como si se metiesen en una lavadora. Es, ante todo, una experiencia de encuentro con Dios y más concretamente con Jesucristo Resucitado. En ese encuentro el ser humano se muestra más que nunca como realmente es, sin máscaras ni adornos y, al reconocer sus pecados después de una reflexión profunda y sincera, reconoce su propia realidad de persona por hacer, por crecer, por mejorar, por convertirse. En ese encuentro Dios también se muestra más Dios que nunca porque se muestra como la Misericordia total, el Amor total que es capaz de todo incluso de perdonar los pecados, es decir de curar el daño que el pecado nos hace y de darnos la gracia, la fuerza, el amor que nos transforma y nos ayuda a amar a los demás. Porque en el fondo pecado es todo aquello que nos rompe con Dios, con nosotros mismos y sobre todo con los demás.

La confesión no es algo individual. La confesión no es algo entre Dios y yo. Mi pecado tiene siempre una dimensión social de ruptura con la comunidad. La presencia del sacerdote en el sacramento sirve para hacer visible, humana, la acción de Dios a través de su Hijo y del Espíritu Santo, pero al mismo tiempo significa el reencuentro y la acogida en la comunidad, en la Iglesia.

Es significativo que en estos momentos en los que en muchos lugares los confesionarios están vacíos, porque a muchos católicos les cueste confesarse con un cura o porque a muchos curas les cueste sentarse a confesar, es curioso decía que salgan a la luz estás aplicaciones. Esto revela una profunda soledad de las personas y también una concepción tremendamente individualista del pecado y del perdón. Desde luego esa no es la concepción de la Iglesia Católica. Si de verdad necesitan confesarse, vayan a un cura, hablen con él y, en nombre de Dios, les absolverá de sus pecados. Será una experiencia más humana, más cercana y, sobre todo, verdaderamente cristiana.

El cálido abrazo (The warm embrace)

Os traigo hoy una canción que ha tenido mucho sentido para mi este último verano. Se titula “The warm embrace” (El cálido abrazo) y fue compuesta y cantada por un amigo Ian Callannan (junto con Trisha Nolan) al conocer la muerte súbita de otro amigo, Kevyn Byrne en enero de 2009. La muerte es siempre un misterio pero especialmente cuando se trata de personas jóvenes, de adultos que, en teoría, tenían toda su vida por delante. Yo tuve este verano una experiencia similar ante la muerte de mi cuñado Antonio, que para mi era como otro de mis hermanos. La letra de la canción no tiene desperdicio y especialmente el estribillo. Es una canción que habla de paz de aquellos que, como cristianos, creemos que la fría muerte no tiene la última palabra sino que el final será el cálido abrazo de Jesucristo. Los recuerdos de las personas que amamos y que han muerto no solo nos ayudan a recordarlos a ellos, sino que nos ayudan a mantenernos en la esperanza de encontrarnos también nosotros, no sabemos ni el día ni la hora, cara a cara con Cristo en la casa del Padre.

Ahora que ha llegado el momento / mi vida está completa /de que yo me vaya de este lugar, /mi Señor para saludar /a través de la ventana de mi corazón / veré todas las cosas maravillosas / 
que has hecho por mí.

Ahora que la oscuridad llega / sé que voy a ser un ángel para ver al Señor / Todos mis recuerdos / realmente los guardo / como si viajase en un sueño/ a través de mi vida.

(Estribillo) Mi corazón canta / los días alegres / cuando todo lo que soy /es todo lo que llevo /al lugar donde todos / están a salvo en casa / en el cálido abrazo / de los brazos de Jesús.

Ahora que sé que me he ido / antes de mi tiempo / pero que mis sueños de vida / siguen viviendo / en el recuerdo de quienes me quieren / Te busco /con suave paz.

(Estribillo)

Al dejar este lugar / aunque sintáis tristeza /sabed que toda vuestra pena / sanará con suavidad / todos mis recuerdos / me ayudarán a manteneros en la esperanza / cuando me despida.

(Estribillo)

(Estribillo)

Forza Diego, corri

En estos últimos días se me ha metido en la cabeza la música y la letra de una canción un poco curiosa. Curiosa en primer lugar por que es una canción italiana, concretamente la más vendida últimamente en iTunes. Sin embargo no es una canción de moda en las principales discotecas de Roma, ni es la más escuchada entre los jóvenes. Además es curiosa porque habla de un niño, de Diego, pero sobre todo porque habla de una enfermedad: la atrofia muscular espinal (SMA). La canción se llama: Forza Diego, corri (Vamos Diego, corre). Seguramente Diego no podrá correr nunca… o tal vez sí. La SMA puede convertirse en la primera enfermedad genética con una terapia viable en los próximos años. Y eso es lo que pretende la canción. Que entre todos podamos vencer la SMA y que Diego, y tantos niños como Diego puedan sobrevivir e incluso llegar un día a correr. La cantante y compositora es Nadia Ghigliotto. Aquí os dejo el vídeo de youtube con la canción. Si quieres comprarla, y ayudar a vencer la SMA, solo debes poner Forza Diego, corri en   iTunes store.

During the last days I can’t take out from my head the sound and the lyrics from a special and curious song. First of all, it is special because is an italian song,  first on the list of the most sold italian songs on iTunes. It is not a song that you can heard in a roman disco or that the youth people usually heard it in their ipods. On the other hand, it is so curious because talks about a child, called Diego, and about a disease: Muscular Spinal Atrophy (SMA). The song is called Forza Diego, corri (Come on Diego, run). Probably Diego will not run ever but … perhaps he could do it. The SMA could be the first genetic disease with a viable therapy on the next years. And that is what the song pretends.  We can fight together and overcome SMA and  Diego, and others as him, could survive and run one day not so far away. Nadia Ghigliotto is the writer and singer. I let you the youtube video of the song . If you want to buy this song you only have to search Forza Diego, corri on  iTunes store.

Actualización en Bioética

Este mes de febrero estará marcados por muchos congresos y jornadas de actualización. Os dejo a continuación información de dos.

El primero es el VIII Congreso International FIBIP (Federación Internacional de Centros e Institutos de Bioética de Inspiración Personalista), dedicado al tema “El Pensamiento Bioético Contemporáneo”, que se celebrará en Roma los próximos 22-23 de febrero y que organizado por elCampus Biomédico de Roma se desarrollará en las instalaciones de la  Universidad Pontificia de la Santa Cruz.

Programma Congresso FIBIP 2011 ITA – PDF

Jornada de actualización en Bioética

El día 26 de febrero, en el edificio central de la Universidad de Navarra, tendrá lugar la III Jornada de actualización en Bioética. Aquí os dejo en enlace al programa.

III Jornada actualización Bioética.pdf

En los distintos programas podéis encontrar la información sobre la inscripción y las diferentes modalidades de participación.